todoBIOnatural

Todo lo que necesitas saber para mantener un estilo de vida BIO natural

¿Qué comer después de un detox?

| 0 Comentarios

Los expertos en nutrición y en salud natural dicen que, hacer una cura de desintoxicación o detox y luego inmediatamente hacer otra y mantenerse con continuos detox, es casi mucho peor que no hacerlos.

¿Cómo mantener hábitos saludables?
Si te sometes a un programa de desintoxicación o detox con zumos vegetales e irrigaciones de colon, el resultado es que te sentirás ligero y lleno de energía y vitalidad. Sin embargo, si un tiempo después vuelves a comer la misma comida “basura” y beber alcohol, ya no podrás mantener al mismo tiempo los mismos niveles de energía.

Hay que intentar mantener los buenos hábitos que se tenían mientras duraba el detox, porque en una desintoxicación es lo que estamos buscando.

– Un buen hábito para mantener siempre es, exprimir medio limón y mezclar el zumo con un vaso de agua templada y tomar cada mañana, preferiblemente en ayunas.
– Tomar alrededor de 30ml de Vinagre de manzana mezclado con una cucharadita de miel por las mañanas, o si prefieres en cualquier momento del día, es otra buena manera de ayudar a mantener tu cuerpo alcalino.

 

Imagen

– Un batido verde es un hábito estupendo para incorporar regularmente y no dejarlo.

– Añadir semillas de chía y cáñamo, el aceite de lino o linaza, coco, polvo de cacao crudo, microalgas verdes como la espirulina y buscar alimentos frescos fuente de vitamina C, un antioxidante fundamental para una adecuada desintoxicación.
– Además, se debe comer regularmente col rizada “kale” y resto de la familia de crucíferas, como brócoli, coliflor, repollo y coles.
– El ajo y la cúrcuma son maravillosos para ayudar a mantener el cuerpo y la mente sanos, mientras que los alimentos fermentados como el chucrut, kimchi, el tempeh y el miso orgánico son maravillosos para nuestro intestino y para activar la inmunidad.
– Reducir el consumo de alimentos ácidos/inflamatorios como alimentos procesados, carne, pescado, huevos, pollo, granos y legumbres.
– Disminuir el consumo de alcohol y de alimentos cultivados químicamente. Consumir alimentos orgánicos en la medida de lo posible.
– y, como norma general, hacer una dieta alcalina que incluya más frutas, vegetales, guisantes, lentejas, habas, especias, hierbas y condimentos naturales, semillas y frutos secos. El melón y los espárragos son alcalinizantes.

Escoge una alimentación natural con ejercicio físico y un estilo de vida saludable y, Salud!!

Si te ha gustado este post compártelo con tus amig@s y, no olvides suscribirte para no perder ninguna publicación.

logotipo

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.


*